Running FeelIn

     Es importante realizar un trabajo psicológico antes, durante y tras la prueba

     Marca tus propios objetivos: ser un finisher ya es un logro

     Evalúa tu rendimiento de manera objetiva, la carrera o la meta no son el momento

 

 

El tiempo de lectura aproximado equivale a la duración de la siguiente canción… ¿comenzamos? dale al Play 

Cada vez resulta más habitual que amigos, familiares y nosotros mismos participemos en carreras populares y de fondo como trails, cross, maratones, triatlones, etc. De hecho, según la Real Federación Española de Atletismo, alrededor de 1.350.000 personas participan anualmente en carreras populares.

Para poder afrontar estas carreras, es necesario contar con un material deportivo y un entrenamiento físico adecuado que nos permita cumplir nuestros objetivos. Sin embargo, aunque se haya planificado el entrenamiento físico de manera perfecta, a veces aparecen sentimientos y pensamientos que impiden disfrutar de los momentos previos o, incluso, de la propia carrera. Por ello, es importante tener en cuenta los aspectos psicológicos a la hora de afrontar un reto de estas características. A continuación encontrarás cinco consejos básicos que te ayudarán a disfrutar antes, durante y después de tu carrera.


Running psicología

Antes

1. Marca tus objetivos personales. Tú serás quien participe en la carrera, así que debes fijar un objetivo que sea realista para ti. Debe ser un reto que exija esfuerzo, pero ten en cuenta que debe ser algo que realmente puedas conseguir. Es importante que valores:

  • Tus condiciones físicas. Analiza cómo ha sido tu plan de entrenamiento, cómo te encuentras el día de la carrera, si has tenido algún problema físico en los días previos…
  • Tu experiencia. Si has participado antes en una carrera de ese tipo debes pensar cuáles han sido tus sensaciones, momentos difíciles y marcas conseguidas.
  • Las características de la propia prueba. No subestimes nunca la carrera, estudia su perfil.

Es importante que no fijes un único objetivo general, sino que establezcas objetivos parciales a lo largo de determinados kilómetros. Deben ser alcanzables y flexibles. Comprueba si los cumples a lo largo de la carrera. Si es así, felicítate; si no estás lográndolos, replantea nuevos objetivos y trata de cumplirlos.

Si se trata de tu debut, es recomendable que te marques retos conservadores que te permitan disfrutar de esa primera experiencia. No lo olvides, ser “finisher” ya es un logro.

2. Prepara tu plan de carrera. Unos días antes dedica tiempo a estudiar las características de la prueba, cómo se adapta a tus condiciones, en qué momentos será más dura, cuándo podrás aumentar tu ritmo… Olvida lo que los demás esperan o el plan específico de amigos o rivales. Tener un plan personal te evitará pensar en carrera, marcar tu propio ritmo y te resultará más sencillo seguir adelante.

3. Establece una rutina previa. Es importante levantarte con tiempo suficiente, desayunar o comer con tranquilidad y preparar todo tu material sin prisa. Llega al circuito con tiempo suficiente para estirar, calentar y repasar tu plan de carrera. Con ello evitarás llegar nervioso y acelerado a la carrera y correrás los primeros kilómetros con tranquilidad.

durante running

Durante

4. Obvia tus pensamientos negativos. Habrá momentos en que tengas malas “sensaciones”, aparezca el “muro” o decidas abandonar. Cuando eso ocurra, centra tu atención en otros pensamientos que te resulten más agradables. Tienes dos opciones:

  • Céntrate en otras zonas de tu cuerpo. Cuenta el ritmo de tus zancadas, céntrate en tus pulsaciones o siente cómo tus piernas fluyen.
  • Presta atención a algo externo a tu cuerpo. Puedes repasar mentalmente tu plan de carrera, pensar en que has superado momentos así antes, escuchar música o disfrutar del paisaje.

Después running

Después

5. Evalúa tu carrera de manera objetiva. Deja pasar unos días al terminar la prueba para analizarla. No lo hagas al terminar, estarás cansado y quizás enfadado por no haber conseguido tu objetivo, y, mucho menos, durante la propia carrera, distraerás tu atención sobre cosas que pueden no ser reales. No es el momento.

Cuando te hayas recuperado físicamente comprueba si has cumplido tu plan de carrera, tus objetivos, cómo te has sentido y si has tenido dificultades. Aprovecha tu experiencia en la prueba para aprender de ella y buscar aspectos que te permitan mejorar en las siguientes.

¡Mucha suerte y corre con cabeza! 

Contacto FeelIn

 

 

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.