marcador

     El resultado no debe ser el único indicador de tu rendimiento

     Evita los análisis superficiales, no ayudan a tu mejora

     Ganar es más que un simple resultado

 

El tiempo de lectura aproximado equivale a la duración de la siguiente canción… ¿comenzamos? dale al Play

¿A quién no le gusta ganar? Esa es la esencia de la competición. Además, el entrenamiento se asume mucho mejor cuando el resultado ha sido positivo el día antes. El ánimo es más alto, el ambiente más relajado, el cansancio pasa más desapercibido, el entrenador sabe mucho más. En definitiva, la semana se hace más corta y agradable.

Normalmente la medida de la victoria se traduce en un número: el tiempo con que se cruza la meta, los goles propios y del rival o la puntuación de los jueces. Pero, realmente, ¿de qué depende el resultado? Cuando se analiza un resultado, hay muchas cuestiones que influyen en él. De ellas, algunas ni siquiera dependen del propio deportista: el viento, la temperatura, el estado o material de la pista, las decisiones del árbitro, el nivel o la intensidad con la que compite el rival… Otras, la mayoría, si están en la mano del deportista. A través de ellas es posible influir en el resultado: estar concentrado en mis objetivos, manejar mi nivel de tensión, competir a la máxima intensidad, dosificar los descansos adecuadamente…  Sin embargo, esto hace que sea necesario entender una cuestión especialmente relevante y, muchas veces, complicada para la mayoría de deportistas: hacer bien todo aquello que depende de mí me acercará al resultado que quiero; pero no puede garantizarlo.

kicker-1648649_1920

Justamente por este motivo, el resultado no debe ser el único indicador de cómo hemos competido. Lo cierto es que, en muchas ocasiones el resultado es, para bien o para mal, simplemente, engañoso. Podemos haber hecho una gran competición, incluso que haya sido la mejor de nuestra vida, y no conseguir ser los primeros. Otras veces, podemos no haber estado a nuestro mejor nivel, pero llevarnos la victoria.

¿A qué nos referimos cuando hablamos de ganar?

Ganar debe ser más que un buen resultado. Muchos deportistas buscan en el resultado la medida de cómo han competido. Eso supone un análisis superficial de su rendimiento. El deportista debe ir más allá, buscar datos objetivos de cómo ha estado y analizar sus logros y sus errores. Esa es la manera adecuada de valorar el trabajo realizado y de poder mejorar. Sin depender de juicios externos ni de números aleatorios, valorando su experiencia y el cumplimiento de sus objetivos, sacando conclusiones y aplicándolas.

FeelIn

¿Debo fijarme en más cosas que en el resultado?

Independientemente del resultado “numérico”, y especialmente si no has logrado la victoria, es recomendable que tengas en cuenta otras cuestiones que son indicadores de que “estás ganando” en cada competición:

  • Valora las cosas que has hecho bien. No conseguir ganar el partido, pero haber tenido un porcentaje en tiros libres mayor que en partidos anteriores puede ser importante y muy destacable. Todo lo que hayas hecho bien debe ser la base del trabajo futuro.
  • Destaca los logros que hayas podido conseguir al enfrentarte a situaciones que no habías vivido antes. Conseguir colocar la bola en el green cuando es la primera vez que debías hacerlo desde el bunker es ganar en tu juego. Esto te hará ver que eres capaz de hacer bien más cosas de las que piensas. Atrévete a arriesgar y no hagas siempre lo mismo.
  • Celebra las metas que no habías podido conseguir antes. Aguantar los 90’ sobre el campo puede ser un gran logro en tu evolución física. Las pequeñas mejoras son una señal de la utilidad del trabajo hecho hasta el momento. Algo que marca que, poco a poco, estás mejorando.
Ganar es mucho más que conseguir un buen resultado. Hacer las cosas bien y ser consciente de ellas es ganar en tu progresión y estar, cada vez, más cerca de la victoria.

 

Firma FeelIn

 

 

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.